domingo, 28 de febrero de 2010

VELEZ-BLANCO UN PUEBLO CON ENCANTO






















































































































Ayer día 27 de febrero, fue un día de los que se recuerdan toda la vida. Fue en Velez-Blanco (Almería), con motivo del VIII Encuentro de Acuarelistas Andaluces. Estuve haciendo unas acuarelas junto a mi hermano y nuestras esposas, encontrándonos en cada calle, esquina o mirador a acuarelistas venidos de cualquier punto de la geografía española. Fue una sorpresa encontrarme con Luis, profesor de dibujo del Francisco de Goya de Molina, también acuarelista.
Nos acompañó Ana María, la mujer de Dietmar, gente realmente encantadora. lo pasamos estupendamente, disfrutamos de lo lindo.

Velez-Blanco es de esos pueblos que dices, tengo que volver para saborearlo despacio, sin prisas, echar fotos en cada calle y cada rincón.

Al finalizar el día, los acuarelistas expusieron sus obras en una sala de un entorno bellísimo desde donde se podía ver el soberbio Castillo medieval emblema de la ciudad. Pues bién estando saboreando las obras de los artistas, por casualidad, vi un rostro que automáticamente asocié con un blogero "Enrique Ochotorena", me dije, es él o su hermano gemelo, me acerqué y le pregunté ¿Enrique? me dijo sí, me eché a reir... soy Antonio Verdú, nos dimos un entrañable abrazo. Qué pequeño es mundo ¿verdad?. Estuvimos hablando hasta que nos marchamos hacia Molina como si nos conociesemos de toda la vida.

He subido al blog fotos de Velez-Blanco, y una de las acuarelas de Enrique, un verdadero espectáculo contemplarla al natural como yo tuvo el honor, y una foto donde estamos los dos.
Fue un verdadero placer hablar contigo amigo Enrique.
Desde aquí recomiento visitar su blog, una verdadera maravilla cada una de sus obras.
Su blog es http://wwwsietetorena.blogspot.com

11 comentarios:

Mª Angeles y Jose dijo...

Parece un lugar muy bonito.

Me alegra que pasarais un dia tan agradable.

Besos

Alvaro Peña dijo...

Ufff... seguro que lo pasaste genial!!! eso de estar en ese pueblo tan entrañable y además rodeado de acuarelistas debe ser algo parecido al paraiso. No sabes la envidia que me das!!!!!Enrique, por lo que cuentas debe ser una persona encantadora. Un abrazo, amigo

Jota Ele dijo...

Veo tus fotos, Antonio, y pienso en toda la belleza que atesora cada lugar de nuestro país, por pequeño que sea.

Debió ser un día maravilloso con esos encuentros inesperados. No me extraña que haya sido inolvidable y estés deseando volver.

Un fuerte abrazo, querido amigo.

Así está Murcia dijo...

Siempre me ha encantado Vélez Blanco, y de hecho he hecho varias escapadas, por cierto, ¡¡increíble tu acuarela del Puente Viejo y el río Segura!!

Arantza G. dijo...

Que bonito
Tiene que ser muy agradable pasear por sus calles.
Beso

Merce dijo...

Ese castillo tiene que ser una preciosidad :)

Biquiños

Antonio Verdú Asís dijo...

Hola amigos:

María Ángeles y Jose, desde luego que es un lugar precioso con bellas vistas.

Álvaro, la verdad es que lo pasamos divinamente, y Enrique es una persona entrañable, seguro que a tí tambien te hubiese gustado estar en esos momentos.

Jota Ele, efectivamente Velez-Blanco es un lugar con una belleza extraordinaria como hay mucho lugares en nuestra tierra.

Así está Murcia, realmente llevar mucha razón Vélez Blanco es un lugar para escaparse. Gracias por tu comentario sobre mi cuadro del Puente Viejo y río Segura, pero te aclaro que es un óleo, pero no tiene importancia.

Arantza, las calles de Vélez Blanco son tranquilas, con rincones, miradores, y fuentes con continuo murmullo de agua.

Merce, ciertamente el castillo es una preciosidad digno de admirar.

Gracias a todos por vuestros comentarios y un abrazo muy fuerte.

siete dijo...

Antonio, el placer, la sorpresa y la alegría de conocerte en persona, fueron auténticamente míos, ni me esperaba por lo más remoto que te pudiera ver allí, así que disfruté enormemente de tu compañía, de tus comentarios sobre lo expuesto y por medio la pena de saber que teníais que iros esa misma tarde/noche.
Ojalá se produzcan más encuentros, sería un placer compartir pintura y opiniones contigo...Creo que se está organizando el próximo encuentro en la Alpujarra Granadina...mmmm, qué recuerdos guardo.
Por cierto, sabes que la acuarela que te gustaba...está vendida? ¡¡Fué la única!! Contento como unas catañuelas he venido, por haber pintado en ese marco incomparable de Vélez Blanco, la Sierra María, La Muela, el Castillo de los Vélez y el convento de San Luis, y lugo, claro, la Galería, montada en el interior de una ermita desacralizada; éso unido a la compañía de la gente que acudió,de quienes conozco ya a algunos, nuestro propio encuentro/conocimeitno.....vamos, algo entrañable de verdad.
Si en 2008 Sierra Mágina en Torres fué un encuentro casi mágico, éste no lo ha sido menos.
Y como bien dices tú, espero algún día volver, más tranquilo, para pintar aún más. Subiré a mi blog lo que hice al día siguiente, por cierto bastante más frío y húmedo...pero pinté, sí señor.

Un abrazo enorme y mi agradecimiento más profundo por haberme reconocido y haberte acercado a saludarme, un auténtico placer.

Enrique.

Antonio Verdú Asís dijo...

Amigo Enrique, enhorabuena, sin menospreciar a nadie, pero tus acuarelas eran espléndidas y la que vendiste, bueno, una preciosidad, como te dijo mi mujer, de las tuyas se hablaba y mucho. Es cierto que a veces el mundo es un pañuelo y en este caso lo fue y me alegro muchísimo. En cuanto al encuentro de la Alpujarra Granadina ya veremos que tan me coje. Realmente esa zona es una maravilla, bueno, como dice Jota Ele, tenemos unos rincones bellísimos.
Un fuertísimo abrazo Enrique. Hasta la próxima.

Juan Valdivia dijo...

Saludos, Antonio. Me alegró conocerte en Velez Blanco. Y enhorabuena por los estupendos trabajos que muestras en este blog.

Rosa Cáceres dijo...

Bueno, bueno, bueno...una experiencia así vale su peso en oro, lo sé muy bien porque también yo he tenido el placer de conocer a amigos del blog y sé que se convierten en amigos muy especiales cuando al fin uno se los encuentra cara a cara.
¡Qué bonito tuvo que ser eso de encontrarse con pintores de muchos sitios! gente que comparte la pasión por la pintura.
Velez Blanco me encanta, cuando vivíamos en Lorca, íbamos de vez en cuando, conduciendo yo, para hacer prácticas de coche jajaja
Y esa acuarela de Enrique, sencillamente genial.